10-01-2017 / 08:15
Justicia venezolana llama a Asamblea Nacional a respetar la Constitución


El Tribunal Supremo de Justicia ordenó a la Asamblea Nacional no continuar con el "juicio político" contra el presidente, Nicolás Maduro. Debido a que no está contemplado en la Constitución que dicho órgano tenga atributos para destituir al mandatario.
El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) pidió a la Asamblea Nacional (AN), que se encuentra en desacato, abstenerse de tomar decisiones que están fuera de las atribuciones que la Constitución otorga al Poder Legislativo.

En un comunicado emitido este lunes, el TSJ reafirmó la postura expresada en la sentencia número 948 de la Sala Constitucional del 15 de noviembre de 2016, en la cual se ordenó al Parlamento a “abstenerse de continuar el procedimiento de declaratoria de ‘responsabilidad política’ contra el Presidente de la República”.

El Tribunal Supremo indicó, además, que el órgano legislativo no posee facultades para tomar ninguna decisión que esté al margen de lo dictado por la Constitución de la República.

En el documento el Poder Judicial reafirmó la prohibición a los diputados y diputadas de "convocar y realizar actos que alteren el orden público; instigaciones contra autoridades y Poderes Públicos, así como otras actuaciones al margen de los derechos constitucionales y del orden jurídico".

El Tribunal Supremo de Justicia hizo igualmente un llamado al diálogo como vía para resolver las diferencias políticas "en función de garantizar la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, y de procurar la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo".

Asimismo, la canciller venezolana Delcy Rodríguez señaló que la derecha parlamentaria atenta contra la Carta Magna y el Estado de Derecho.

La diplomática aseveró este lunes que la oposición venezolana cometió un delito contra la Constitución y el Estado de Derecho al declarar, aunque sin validez jurídica, el "abandono de cargo" del presidente Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional de Venezuela (AN), que se encuentra en desacato, declaró este lunes "el abandono de cargo" del presidente constitucional Nicolás Maduro. Sin embargo, la decisión carece de efecto jurídico vinculante al no cumplirse ninguno de los escenarios que establece la Constitución para tal fin.

La Constitución venezolana, en los artículos 232 y 233, solo admite declarar el abandono de cargo del presidente en los siguientes casos: la violación a la soberanía nacional, a la integridad territorial y a la defensa de la nación; su revocatoria popular, muerte, renuncia o la incapacidad física o mental certificada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

También el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) estableció este lunes que la Asamblea Nacional (AN) debe abstenerse de tomar decisiones que están fuera de las atribuciones que la Constitución otorga al Poder Legislativo.

Derecha parlamentaria admite desacato y nulidad de sus acciones

La Asamblea Nacional, de mayoría de derecha, desincorporó este lunes de su pleno a los tres diputados del estado Amazonas (sur), como lo había ordenado desde enero de 2016 el Tribunal Supremo de Justicia por irregularidades en sus elecciones en los comicios de 2015.

Con el acto de desincorporación, el Parlamento admite que actúo en desacato durante todo un año y, por ender, sus deciciones fueron nulas. 

Sin embargo, la desincorporación de los tres diputados no tiene validez jurídica porque fue realizado por la nueva directiva de la Asamblea Nacional, que fue electa en desacato. La única manera de superar esta condición es anular el acto de juramentación de los tres candidatos de Amazonas y desincorporarlos mediante la junta directiva vigente, la escogida el 5 de enero del 2016, antes entrar en desacato. 

Telesur


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo