24-01-2017 / 08:42
Evo Morales redujo la pobreza en Bolivia del 38% al 16%


A 11 años del comienzo de su gobierno, las estadísticas muestran el éxito del proceso boliviano y dejan expuesta, por contrastes, el fracaso de las políticas neoliberales que se aplican en otros países de la región.
Tras 11 años de gobierno, los datos de los organismos internacionales muestran el éxito del proceso iniciado por Evo Morales y García Linera en enero de 2006. El gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia logró reducir la pobreza, recuperó los recursos naturales y consolidó los derechos sociales que habían sido negados, por años, a las mujeres y los pueblos originarios.

Los datos indican que, cuando Morales asumió la presidencia, la pobreza estaba en el 38,2% y tras 11 años de gobierno se redujo al 16,8%. El presidente boliviano asegura que el éxito de su proyecto político se basa en haber recuperado los recursos naturales para su pueblo.

Al comienzo del proceso, la pobreza extrema en áreas urbanas llegaba al 24,3% y en la actualidad llega al 9,3%, mientras que en áreas rurales llegaba al 62,9% y en la actualidad bajó al 33,3%.

Un dato que muestra el rumbo de las políticas aplicadas por Morales es que su gobierno también redujo la desigualdad. En 2005, el 10% más rico de Bolivia ganaba 128 veces más que el 10% más pobre, mientras que en la actualidad el sector más rico gana 37 veces más que el más pobre.

En diálogo con Política&Medios, el analista internacional Jorge Kreyness remarcó que “hace pocos días el gobierno de Evo Morales tomó una serie de medidas que benefician a todos los trabajadores bolivianos, entre ellas el aumento de salario. Estas medidas son antagónicas con lo que pasa ahora en Argentina y en Brasil”.

“El gobierno de Evo mejoró el acceso a la Educación y a la Salud. Hay ciudadanos de Bolivia que vieron por primera vez un médico durante este proceso”, aseguró.

Luego agregó que “Evo nacionalizó el litio, un mineral estratégico fundamental para las nuevas tecnologías, y recuperó los recursos naturales para el pueblo boliviano”

“La política patriótica, revolucionaria y de recuperación de derechos, especialmente para las comunidades originarias, muestran un proyecto político más que exitoso, conducido por la dupla Evo Morales-Álvaro García Linera”, afirmó Kreyness.

En la misma línea, el ex embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, remarcó que “la economía boliviana tuvo 11 años de crecimiento continuo, con un proyecto político parecido al que se dio en otros países de la región, pero con la particularidad que Bolivia siempre fue dependiente de la economía de Argentina, Brasil y, especialmente, de Estados Unidos. Los gobiernos bolivianos siempre fueron muy influenciados por el rol que jugaba la embajada norteamericana, la CIA y la DEA dentro del país. Desde su llegada, Evo supo constituir un proyecto independiente y soberano”.

Basteiro aseguró que “en Bolivia hubo una revolución cultural. Más allá de los aciertos en la economía, que son sumamente importantes, lo fundamental fue llevar adelante una reforma constitucional y darle participación, en todos los ámbitos de la vida política, a los pueblos originarios”.

“No solamente hay un presidente indígena, sino que muchos de sus ministros y la mayoría de los miembros del Parlamento son representantes de los pueblos originarios de Bolivia”, afirmó.

Basteiro concluyó que “en el aspecto económico, lo más significativo es que Bolivia vivía siempre de la cooperación internacional. A partir de la nacionalización de los hidrocarburos, pudo contar con sus propios recursos y generar reservas por más de 14 mil millones de dólares. A esto se suman los presupuestos de Infraestructura, Educación y Salud, que crecieron en un 300 por ciento o más”.

Política y Medios


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo