13-11-2017 / 16:09
Reivindicaron el proyecto Comunista a 100 años de la Revolución Rusa


En la presentación de la revista Cuadernos Marxistas, el titular de la Juventud Comunista de Argentina, Ariel Elger, afirmó que la construcción de la sociedad comunista es “posible y necesaria”, ante la crisis civilizatoria del Capitalismo.
La presentación de una Edición Especial de Cuadernos Marxistas a cien años de la Revolución Rusa, fue la excusa perfecta para rememorar uno de los hechos más significativos del Siglo XX, pero también reflexionar sobre la vigencia del ideario comunista en la actualidad.

Para ello, el Partido Comunista de Corrientes y el Centro de Estudios y Formación Marxista (Cefma) convocaron al secretario general de la Federación Juvenil Comunista de Argentina, Ariel Elger, quien recientemente participó del festival de la Federación Mundial de Juventudes en Sochi, Rusia.

“El proyecto de sociedad comunista, no solo sigue vigente, sino que es más necesario que nunca en un contexto de crisis civilizatoria del Capitalismo”, opinó Elger.

“El proyecto de sociedad comunista, no solo sigue vigente, sino que es más necesario que nunca en un contexto de crisis civilizatoria del Capitalismo”, opinó Ariel Elger.

Desde el PC caracterizan como civilizatoria a la crisis capitalista porque “no es solo económica o financiera como nos quieren imponer, sino que además es militar, ambiental, social, que está generando una desigualdad sin precedentes en la historia de la humanidad”.

“Las guerras, las millones de muertes evitables que ocurren diariamente en todo el mundo, y el cambio climático, entre otras cosas, está poniendo en crisis la existencia misma de la especie humana, tal como nos advirtiera Fidel Castro hace 25 años”, sostuvo Elger.

Como ejemplo de la desigualdad existente tras 200 años de Capitalismo, vale decir que ocho personas tienen la misma riqueza que la mitad de la población mundial; o que el 1% más rico de la población del planeta es más rico que el 99% restante.

En ese sentido, Elguer ratificó la necesidad de sostener un proyecto de sociedad alternativo por fuera de los márgenes del Capitalismo. Allí destacó los procesos abiertos en varios países latinoamericanos desde finales del siglo pasado e inicios de este. “Se rompieron algunos moldes del Neoliberalismo, pero falta más profundidad política-ideológica y organización popular que nos permitan consolidad modelos poscapitalistas”, aseguró.

“Debemos tomar a la Revolución Rusa como un primer ensayo de superación del Capitalismo que deber ser analizado críticamente”, sugirió.

Más allá de los errores y límites de la experiencia soviética, el titular de la FJC reivindicó los grandes aportes que realizó a la humanidad, como “haber sido el Ejército Rojo el principal responsable de la caída del Nazi-Fascismo; así como también ser el primer gobierno de obreros y campesinos que llevó a Rusia de ser el país más atrasado de Europa a una potencia mundial”.

“Por eso mismo hasta el día de hoy más de la mitad de los rusos desean volver a la Unión Soviética porque fue el momento de mayor bienestar para el pueblo”, señaló Elguer.

La Revolución Rusa “fue la primera y más importante experiencia de construcción del Comunismo hasta ahora, pero no la única”, analizó, y reivindicó los procesos que se viven en China, Cuba, Vietnam, Laos, Camboya y Corea del Norte, como modelos “para entender al Socialismo  como un momento de transición al Comunismo, que cada experiencia concreta la vive y desarrolla según sus particularidades”. 


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo