24-11-2017 / 14:07
Macri habría decidido remover a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas


Lo quería antes de fin de año, pero la desaparición del ARA San Juan podría adelantar los cambios. Serían removidos los jefes de la Armada, de la Fuerza Aérea y del Ejército. El único que se salvaría es el jefe del Estado Mayor Conjunto.
El presidente tenía planeada una reestructura de las fuerzas luego de que Oscar Aguad asumiera en el ministerio de Defensa en lugar de Julio Martínez, electo senador en La Rioja. 

En ese primer boceto, que el presidente preparaba para fin de año, se incluía la remoción del jefe de la Armada, almirante Marcelo Srur; el jefe de la Fuerza Aérea, brigadier Víctor Amrein y el del Ejército, general Diego Suñer. El único que iba a salvarse de la razzia era el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Bari del Valle Sosa.

Sin embargo, la desaparición del submarino ARA San Juan, que motivó la intervención de los países más poderosos del mundo, hizo enfurecer a Macri con las fuerzas, por lo que podría adelantar los cambios en la cúpula militar.

Lo que agravó la tensión entre la Rosada y las fuerzas fue el modo en el que se manejó la Armada desde que perdió contacto hace 8 días con el submarino, un posible vuelto por los cambios que se preparaban en la cúpula castrense.

En el Gobierno explicaron a LPO que por protocolo los submarinos deben reportarse dos veces por día, pero una vez que pierden la señal, la Armada espera 48 horas antes de comunicar el alerta. Pero el submarino perdió contacto el miércoles pasado y la Armada filtró el telegrama en el que se denunciaba la pérdida de contacto el jueves por la noche, antes de que se cumplieran las 48 horas. Macri enfureció por esa filtración y por abordar el conflicto después que los medios.

El cuadro empeoró este jueves, luego de que el vocero de la Armada, Enrique Balbi, informara que se registró un "evento anómalo consistente con una explosión" y fortaleciera así una de las hipótesis más temida sobre la desaparición del submarino. 

La confirmación de Balbi abrió además enormes interrogantes hacia el accionar de los comandos de la Armada en este caso, ya que por lo bajo se acumulan las críticas contra el oficial que una vez producido el primer desperfecto le ordenó a submarino que regrese a la base de Mar del Plata en vez de pedirle que emergiera y esperara el rescate. 

Fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron a LPO que esa huebra sido la respuesta de los mandos civiles, ya que al no tratarse de una situación de guerra no había motivo para no disponer que emergiera el submarino y así evitar riesgos innecesarios.

En este contexto, cerca de Macri aseguraron a LPO que además de la investigación interna que hará Aguad para encontrar responsables, también habrá una investigación externa, es decir, por vía judicial.

En la Rosada aseguraron a este medio que Aguad está a salvo de los cambios que prepara Macri, pese a que se enteró de la desaparición del submarino por las redes sociales. Desde Casa de Gobierno le pidieron a Aguad que saliera a hablar un poco más en los medios, pero el ministro de Defensa prefirió dejar la comunicación en manos del vocero de la Armada. Quien empezó a cobrar protagonismo en su lugar fue el canciller, Jorge Faurie.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo