16-01-2018 / 10:35
El Gobierno da marcha atrás y no convocará a sesiones extraordinarias


El Gobierno nacional pisa el freno con la reforma laboral y anunció que no convocará a sesiones extraordinarias en el Congreso. Inicialmente, la intención de la Casa Rosada era tratar en febrero el proyecto.
El Gobierno nacional pisa el freno con la reforma laboral y anunció que no convocará a sesiones extraordinarias en el Congreso. Inicialmente, la intención de la Casa Rosada era tratar en febrero el proyecto que está parado por la resistencia del peronismo parlamentario y la CGT.

En conferencia de prensa, el jefe de Gabinete Marcos Peña anunció que el presidente Mauricio Macri decidió, tras la primera reunión de gabinete de 2018, no llamar al Congreso sesiones extroardinarias, donde se iba a tratar la única de las reformas que la Casa Rosada envió al palacio legislativo y que hasta el momento no pudo ser aprobado.

La reforma laboral quedó trabada luego del rechazo de gran parte del arco sindical, incluso de aquellos que en su momento habían apoyado la iniciativa. También el jefe del bloque de senadores de Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto, cuestionó la actitud del Gobierno por "veranear en Punta del Este" en vez de salir a defender el proyecto.

De esta forma, queda expuesta la dificultad del Gobierno para poder imponer la reforma, al punto tal de tener que postergar su tratamiento, al menos, para marzo. Macri ha logrado aprobar la reforma tributaria y previsional en diciembre pero no así con la laboral.

Además, Peña anunció que habrá una modificación de la ley de Ministerios, en la cual se eliminarán carteras, secretarías y subsecretarías, al menos, "en un 20%" de la cantidad actual.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo