25-01-2018 / 10:37
Anuncian bajante del Río Paraná, aunque persiste alerta meteorológico


La EBY anunció que el Río Paraná comenzó a descender luego de alcanzar un pico máximo de crecida. No obstante, continúa el alerta meteorológico para el norte de Corrientes. Siguen las complicaciones en diversas localidades.
Desde la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) anunciaron que comenzó a descender el Río Paraná, trayendo alivio a las miles de familias afectadas por la creciente y las lluvias de los últimos días. No obstante, el Servicio Nacional Meteorológico mantuvo el alerta para el norte de Corrientes por probables tormentas para este jueves y viernes.

Desde la represa Yacyretá informaron que esperan que durante el jueves, el nivel hidrométrico promedio en zona de la represa (puerto de Ayolas) se sitúe en torno a los 4,50 metros, que es el nivel de inundabilidad, previéndose que los niveles vayan descendiendo en los días sucesivos.

Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional anunció que continúa vigente el alerta por tormentas fuertes o severas para norte de Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones, Centro y este de Salta y Noreste de Santiago del Estero.

Se espera que en las próximas horas puedan desarrollarse nuevas tormentas localmente fuertes, pudiendo estar acompañadas principalmente de abundante caída de agua, caída de granizo, intensas ráfagas e importante actividad eléctrica.

Por la crecida del Río Paraná y del Riachuelo se tuvieron que evacuar a decenas de familias en la Isla Apipé y San Luís del Palmar, de acuerdo a lo informado por la Dirección de Defensa Civil de la Provincia.

Además, hubo destrozos en El Sombrero por una fuerte tormenta eléctrica que se registró el martes. provocó la caída de dos galpones, la voladura de los techos de seis viviendas y destrozos en los techos de otras seis, además de postes caídos en 300 metros.

Asimismo, En Itatí continúa la creciente, el río Paraná cubre toda la costanera y el puerto está cerrado, afectando además a pobladores del barrio Ibiray, en donde hay varias cabañas.

En Paso de la Patria quedaron sin energía eléctrica tras la tormenta, e instalaron cinco bombas de grandes dimensiones para sacar agua de los barrios. Hay dos familias evacuadas y se habilitó el Albergue municipal. En tres días cayeron 300 milímetros y advierten que las precipitaciones continuarán. 


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo