12-02-2018 / 10:42
Repudian la instalación de una base de Estados Unidos en Misiones


Desde el Espacio de Derechos Humanos de Misiones repudiaron la decisión del Gobierno nacional de crear una base norteamericana con efectivos de la DEA en Posadas. “Rechazamos toda injerencia estadounidense en nuestra Patria”, afirmaron.
La instalación de un grupo de fuerzas especiales "Task Force", con efectivos de la DEA en Posadas, Misiones; generó el rechazo y repudio de diferentes organizaciones de la vecina provincia. El anuncio del arribo de una nueva base de Estados Unidos en el país lo realizó la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Según el espacio, hay “sobrada evidencia en el mundo sobre la violación a los derechos humanos que estos efectivos realizan contra las poblaciones locales amparados en distintas formas de inmunidad diplomática”.

“Rechazamos toda injerencia estadounidense en nuestra Patria, ya que sabido es que, con el argumento de controlar el crimen organizado y actividades de terrorismo, se esconde la intención colonizadora y de sometimiento”, advirtieron.

Asimismo, le reclamaron a funcionarios misioneros “la suspensión inmediata de todo tipo de acuerdos y compromisos que faciliten la injerencia de estas fuerzas en Misiones”.

“Latinoamérica es zona de paz, libre de conflictos bélicos. No admitimos la penetración militar del imperio en la región”, aseveraron desde el Espacio de Derechos Humanos de Misiones.

La Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos incrementará su presencia en Argentina con un acuerdo que anunció la ministra de Seguridad de Mauricio Macri, Patricia Bullrich, desde Washington, el pasado viernes.

La funcionaria argentina selló el compromiso con Estados Unidos para la instalación de una "taks force" o fuerza de intervención en la provincia de Misiones, con el objetivo de "analizar de dónde viene la droga".

Se suma este nuevo contingente a un grupo similar que opera en Salta, gobernada por el peronista cercano a Cambiemos, Juan Manuel Urtubey.

Organizaciones sociales han denunciado el incremento de la presencia militar de EE.UU. en América Latina y el Caribe. Este domingo, un contingente del Comando Sur llegó a Tumaco, Colombia, donde sostuvieron un encuentro con el Ejército de ese país suramericano.

Entretanto, países como Bolivia y Venezuela aseguran que la presencia de la DEA en las naciones para el combate del narcotráfico no ha sido fructífera y, en cambio, destacan que tras expulsar a los funcionarios estadounidenses han obtenido mayores logros en esta área.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo