09-05-2018 / 18:52
El Gobierno nacional le pidió al FMI un préstamo con rígidos condicionamientos


El Ministerio de Hacienda confirmó que negocia una línea de crédito stand-by para financiar el déficit de la balanza comercial. Las condiciones sería una reforma laboral, la reducción del gasto público y no aumentar los haberes de los jubilados.
El Gobierno confirmó que le pidió al FMI un préstamo con condicionamientos muy severos. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, no respondió si el Ejecutivo rechazará congelar las jubilaciones en caso de que lo requiera el organismo.

El Ministerio de Hacienda informó que "Argentina pedirá un acuerdo financiero 'stand-by' de alto acceso". Esta línea de crédito se entrega a cambio de que el país imponga severas políticas, que varían en cada caso, pero que suelen abarcar una reforma laboral, la reducción del gasto público y no aumentar los haberes de los jubilados.

"Los equipos técnicos se encuentran en este momento intercambiando información. Estos procesos duran típicamente cerca de seis meses", informaron desde la cartera de Nicolás Dujovne, quien el jueves continuará con las reuniones en Estados Unidos.

En conferencia de prensa en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete aclaró que "aun no hay una cifra" del crédito. Consultado sobre el monto del préstamo, sostuvo: "No hay una cifra, se tiene que dar en el marco de una conversación y será comunicada oportunamente".

El funcionario señaló que el convenio con el Fondo es "una medida preventiva para evitar algún tipo de impacto en los hogares". 

El Destape


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo