20-08-2018 / 17:21
Empresarios que aparecen en los Cuadernos blaquearon $10.000 millones


Directivos de las empresas que figuran en las anotaciones del chofer, Oscar Centeno, y que se presentaron a la Justicia como imputados-arrepentidos, blanquearon casi 10.000 millones de pesos y podrían perder los beneficios.
La trama de familiares y empresarios allegados al presidente Mauricio Macri que se acogieron al blanqueo de bienes no declarados sumó un nuevo capítulo. Directivos de las empresas que figuran en las anotaciones del ex chofer del viceministro de Planificación Federal Roberto Baratta, Oscar Centeno, y que se presentaron a la Justicia como imputados-arrepentidos, blanquearon al menos 9.807.252.752 millones de pesos y podrían perder los beneficios de la ley por la investigación judicial en curso, en la que algunos admitieron el pago de coimas. 

Se trata de los directivos y familiares de empresarios de Techint, Tecpetrol, Esuco, Cartellone y Pescarmona, algunos de los cuales se presentaron ante el juez Claudio Bonadío y el fiscal Carlos Stornelli para declarar dentro de la causa que investiga el presunto sistema de recaudación ilegal en la obra pública durante el gobierno anterior. 

El director corporativo del Grupo Techint, Luis Betnaza, blanqueó $61.108.616 el 13 de diciembre de 2016, a un tipo de cambio de $15.20, según develó el portal El Destape. El 10 de agosto, a casi una semana de que las fotocopias de los cuadernos de Centeno salieran a la luz, el director corporativo sentó la versión oficial de la empresa, que luego retomó el titular Paolo Rocca, al sostener que "nunca se pagó dinero por obra pública" y que el pago registrador en los libros de Centeno entre abril y diciembre de 2008 fueron parte de una "contribución" para impulsar la intervención del Estado nacional ante el gobierno de Venezuela, cuando el entonces presidente Hugo Chávez expropió Siderúrgica del Orinoco (Sidor). 

El propio Rocca acompañó la versión de Betnaza en el congreso de AEA, aunque no pareció ser suficiente: en su declaración ante el fiscal Carlos Stornelli, el ex funcionario Claudio Uberti desmintió los dichos del empresario y sostuvo que Techint, a través de Betnaza, había realizado al menos seis pagos con anterioridad al de Venezuela.

El apellido Rocca también figura en el blanqueo masivo de capitales, develado por el periodista Horacio Verbitsky. Marcela Rocca, difunta prima de Paolo, legalizó unos 6.900 millones de pesos. Pero eso no termina ahí porque Roberto Bonatti, primo de Rocca y ejecutivo de la firma, declaró haber legalizado al menos $1.876.822.790 gracias a la amnistía propuesta por el Gobierno. 

También figuran Marcelo Martínez Mosquera, ex titular de TecPetrol, con 122,6 millones de pesos; Alliata Di Montreale Paolo, jefe de Control de Calidad de Materiales en TecPetrol, con 133,3 millones de pesos. El CEO de Techint, Carlos Bacher, con 104,3 millones de pesos. El abogado del holding siderúrgico Fernando Ricardo Mantilla con más de 93 millones de pesos. Además del director de Techint Guillermo Horacio Hang con 114,2 millones de pesos y el ex director general de Siderar (hoy Ternium) Fredy Cameo con 97,9 millones de pesos.

El constructor arrepentido Carlos Wagner, presidente de Esuco y ex presidente de la Cámara de la Construcción, tiene a Juana Wagner, directora de ESUCO y familiar del ahora “imputado colaborador” con un blanqueo de 86,8 millones de pesos. Fue Wagner quien ante el juez describió un sistema de cartelización de la obra pública y pago de retornos en el cual las empresas que recibían contratos acordaban, según su relato, pagos a modo de retornos cuya recaudación vinculó con Roberto Baratta, ex número dos del ministerio de Planificación y José López, ex secretario de Obra Pública, quienes reportaban al ex ministro Julio De Vido.

La última empresa involucrada es Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA (Impsa), quien tiene todavía a su suspendido director Francisco Rubén Valenti detenido en la causa de los cuadernos. Según la información que volcó Centeno, Valenti pagó unos 2,8 millones de dólares a Roberto Baratta. Es la mano derecha del empresario mendocino Enrique Pescarmona, quien condujo la empresa durante 50 años y se espera que sea citado en breve a declarar por la causa. En 2014 la compañía declaró el default con un pasivo de alrededor de US$1100 millones y el año pasado debió entregar la mayoría accionaria de la empresa. En el listado de blanqueadores aparece Enrique Pescarmona con 108,2 millones de pesos.

Página 12


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo