25-10-2018 / 00:05
Regatas le volvió a ganar a San Martín y se adelantó en la serie


Haciendo gala de una tremenda ofensiva, comandada por Marco Giordano, Regatas superó a San Martín por 102 a 83 y se adelantó en la serie Repechaje del Súper 20, que continuará este sábado en el “Fortín Rojinegro”.
Haciendo gala de una tremenda ofensiva, comandada por Marco Giordano, Regatas superó a San Martín por 102 a 83 y se adelantó en la serie Repechaje del Súper 20, que continuará este sábado en el “Fortín Rojinegro”. Nuevamente la figura del clásico fue juvenil campeón olímpico, con 22 puntos (5/6 en simples, 1/1 en dobles, y 5/7 en triples), que apareció en los momentos calientes del match.

Con una estupenda efectividad de tres puntos (dos de Arengo, dos de Smith y uno de Saiz), Regatas comenzó a mandar en el juego y en el marcador hasta llegar a tomar una diferencia de once puntos, 17 a 6, a los cuatro minutos y fracción. Tras el minuto de González el encuentro se equilibró, con Avalos y Roberts aportando en ofensiva para la visita, pero fue sólo hasta que Quinteros y Ramírez Barrios, un triple cada uno, calibraron la mira y Regatas terminó ganando el primer cuarto por 27 a 15.

En el inicio del segundo parcial, Ramírez Barrios clavó otro triple y dejó el marcador en 30 a 15. Pero después el partido se equilibró y la diferencia osciló en diez puntos. En San Martín apareció Zanzottera y en Regatas Quinteros. Sin embargo a dos minutos del final, una artillería de Arengo (dos triples consecutivos) dejó el score en 53 a 35 (+18) en el mejor momento de “remero”; para luego cerrar el primer tiempo en 58 a 42.

Tras el descanso largo comenzó otro partido. San Martín ajustó la defensa y de la mano de Zanzottera comenzó a limar la diferencia, aunque Gallizi se encargó, en el oro costado, de mantener la ilusión “Fantasma” que rápidamente se derrumbo con un Orlietti determinante en el juego, hasta dejar el marcador 71 a 70 a falta de un minuto para el cierre del cuarto. En el peor momento del local, un triple de Giordano y un rebote ofensivo y gol de Ramírez Barrios decoró el marcador en 76 a 70.

La magia de Giordano apareció en el último capítulo. El base juvenil campeón olímpico, con dos triples gravitantes (uno desde Júpiter), le dio tranquilidad y aire al “remero” que se alejó en el marcador 88 a 75, a los cuatro minutos. Fue, sin dudas, el punto de inflexión de un partido que parecía que se cerraba con marcada paridad, pero que Regatas lo supo sobrellevar apoyado en un nuevo triple de Giordano para cerrar el clásico, el primer chico, en 102 a 83.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo