30-12-2018 / 04:03
Un fin de año con poco para festejar para el Gobierno provincial


Los últimos días del 2018 solo trajeron malas noticias para Corrientes: una nueva postergación en la licitación para el segundo puente, la quita de los subsidios nacionales al transporte y con la desocupación más alta entre los jóvenes.
En el fin de año, la provincia de Corrientes solo sumó datos negativos de cara a un 2019 que se perfila como complicado por la crisis económica nacional y la incertidumbre que siempre genera un año electoral.

Entre las últimas malas noticias que recibió la Provincia, se destaca una nueva postergación en el llamado a licitación para la construcción del segundo puente Chaco-Corrientes. Esta vez la situación es peor que las anteriores, ya que no hay una fecha estimada para concretar la licitación.

El justificativo también aumenta el pesimismo ante la posibilidad de la construcción de una muy esperada obra en esta parte del país. Tanto el Gobierno nacional como el titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo, reconocieron que se suspendieron todas las licitaciones de Participación Público Privada por el alto Riesgo País en el que se encuentra Argentina, que ahuyenta cualquier tipo de inversión.

Asimismo, en esta última semana del año, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, confirmó la quita de todos los subsidios nacionales para los sistemas de transporte público de las diferentes localidades del interior.

Serán los gobiernos provinciales y municipales los encargados de sostener el funcionamiento de los colectivos, algo que podría derivar en un nuevo aumento en el precio del boleto. Hace pocos días, el Concejo Deliberante de Corrientes aprobó la Ordenanza que elevó la tarifa de 11 a 19 pesos.

También se conoció que Corrientes es la quinta ciudad del país con la desocupación más alta entre los jóvenes. La última medición del Indec reveló que en el aglomerado urbano Corrientes la tasa de desempleo entre los varones menores de 29 de 18,5%. Las cifras superan la media regional que se ubica en 11% y  la media nacional, de 14,5%.

En el mismo sentido, casi el 80% de los trabajadores informales que tiene la provincia está bajo la línea de la pobreza. La principal causa de esta situación es que en 2018 perdieron más del 25% del poder adquisitivo de su salario.

La cuestión laboral sumó dos datos negativos durante el fin de año: comenzó el desmantelamiento de Vías Navegables con el despido de 20 trabajadores del área. En el lugar donde actualmente funciona la dependencia nacional será ocupada por el Plan Costero, el megaemprendimiento inmobiliario que impulsan los gobiernos nacional, provincial y municipal.

Por su parte, la fábrica textil Tipoití cerró sus puertas por primera vez en 70 años de historia. Es por la suspensión de la producción durante 45 días hasta los primeros días de febrero, durante los cuales los trabajadores solo percibirán el 70% de sus salarios.

Las causas del cierre es la caída de las ventas, producto de la apertura indiscriminada de las importaciones, y por la devaluación del peso que provocó el encarecimiento de los costos. La incertidumbre en los empleados es total, ya que no hay garantías de la empresa reabra sus puertas en febrero.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo