08-03-2019 / 09:01
Ante una nueva tormenta, la ciudad volvió a quedar bajo agua


La caída de 70 milímetros en pocas horas volvió a mostrar las falencias de la ciudad de Corrientes, con calles y barrios anegados que obligaron a la suspensión temporaria del transporte público. San Roque y Curuzú también complicadas.
Cayeron más de 70 milímetros de agua y buena parte de la ciudad de Corrientes se volvió a inundar. El mal tiempo continuará hasta el sábado, por lo menos. En Curuzú Cuatiá y San Roque son otras de las localidades más afectadas.

Por las calles anegadas, se tuvo que suspender temporalmente el servicio de transporte público en la Capital provincial.

En una escena que se repite cada vez que llueve en Corrientes, varias calles y accesos a los barrios amanecieron totalmente inundados este viernes por la lluvia caída desde la madrugada.

Los barrios capitalinos más afectados hasta el momento son La Olla, Mil Viviendas, San Roque, San Antonio, entre otros. Además de varias esquinas del centro de la ciudad que se encuentran intransitables por el agua acumulada. 

José Ruiz, a cargo del Comité  de Emergencias Municiapales, reconoció en declaraciones a Radio Dos que la ciudad “colapsó”.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, lluvias y tormentas afectan parcialmente pudiendo ser algunas localmente intensas y provocar fundamentalmente abundante caída de agua en cortos períodos, fuerte actividad eléctrica, ráfagas y ocasional caída de granizo. Se espera que las mismas se extiendan a entre la mañana y la tarde del viernes.

Por su parte, el Jefe de Operaciones de Defensa Civil, Orlando Bertoni informó que el temporal dejó varios barrios anegados y arroyos desbordados en Curuzú Cuatiá, donde se registraron alrededor de 180 milímetros. San Roque sufrió también la intensa lluvia indicando el pluviómetro 100 milímetros.

Las lluvias en estas dos ciudades se iniciaron el jueves, y se espera que el mal tiempo continúe este viernes y sábado.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo