10-06-2019 / 22:53
Después de la represión, hubo acuerdo y se levantó el paro de colectivos


Después de una feroz represión en las puertas de la empresa Ersa, se rubricó un acuerdo entre los empresarios y la UTA, y se levantó el paro de colectivos. Repudio por el accionar de la policía que hirió a alumnos de una escuela cercana.
Finalmente, empresarios y la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) alcanzaron un acuerdo por los aumentos salariales adeudados, y se levantó el paro de colectivos de corta, media y larga distancia que afectó a miles de personas entre martes y miércoles.

Previamente, la policía reprimió ferozmente a los chóferes que se encontraban en la puerta del galpón de la empresa Ersa. Las balas de gomas, gases lacrimógenmos y gas pimienta, no solo alcanzaron a los trabajadores que protestaban, sino también a estudiantes y docentes de la Escuela N° 291, que se encuentra a escasos metros del lugar de la represión.

Esta situación provocó la condena de organismos de derechos humanos, el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco), y del Partido Comunista.

En la refriega, varios chóferes resultaron heridos por los impactos de las postas de goma, como también policías recibieron piedrazos de vecinos del barrio Patono que también reaccionaron ante la represión policial.

El paro se había iniciado el lunes a las cero horas y se prolongó hasta este miércoles a la mañana, cuando comenzaron a circular las primeras unidades. Además de los usuarios del transporte público de la ciudad de Corrientes, también se quedaron varados las personas que utilizan los colectivos Chaco-Corrientes, y aquellos que debían realizar viajes de media y larga distancia.

El reclamo se centraba en el atraso por parte de las empresas de liquidar los aumentos salariales acordados a nivel nacional en el 2018. Es el segundo paro que se produjo por el mismo conflicto, ya que en noviembre del año pasado ya hubo una medida de fuerza similar llevada adelante por chóferes autoconvocados.

Desde la Cámara Empresarial del Transporte Urbano de Corrientes (Cetuc) y la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia calificaron el paro como ilegal, ya que la UTA no acató la conciliación obligatoria decretada el domingo a última hora.

Más allá de las amenazas de despidos y multa millonaria contra el sindicato, ambas medidas fueron descartadas en pos de llegar a un acuerdo entre las partes.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo