17-06-2019 / 07:28
Que difícil hablar de fútbol, el femenino


La Selección Argentina de Fútbol Femenino debutó en su primer mundial con un empate y una derrota en el segundo partido, hacen historia y el periodismo deportivo nacional prefiere callar o más bien criticar actitudes como no propias del fútbol. El fútbol femenino se impone como una nueva forma de competir.

*Opinión

Algunos diarios titularon "las pibas tienen huevo", otros le dijeron a Banini "la Messi", muchos periodistas sólo comentaron, refiriéndose al resultado con Japón, "los empates no se festejan", también decididamente no hablaron, y muchos prefieren seguir hablando del debut de la Selección Masculina en la Copa América antes que remarcar el paso histórico del Seleccionado Femenino.

Sin embargo las pibas no hablan demasiado y juegan, en el debut se llevaron al vestuario el primer punto argentino en la historia oficial de los mundiales femeninos, al enfrentar a Japón, una de las potencias mundialistas. 

A decir verdad la historia se viene tejiendo desde aquel repechaje contra Panamá que le dió a la selección la posibilidad de ser parte del Mundial de Francia 2019. Festejar un empate en el fútbol masculino está mal visto pero desde el otro lado aseguran que se construye otro fútbol, uno en el que "vale llorar de emoción debutando en un mundial y empatando 0 a 0".

La camiseta número 10 la tiene Banini pero asegura que no es "la Messi" porque su diez es uno colectivo, conspirativo frente a lo establecido, desobediente, un diez que "incluye a 23, un diez que es equipo", dicen.

Ese diez viene incluido con el festejo de un empate y con el de atajar un penal y gritarlo como un gol, ese que casi les dió el segundo punto histórico en el partido frente a Inglaterra, lastima que fue derrota. 

Las chances de alargar el párrafo en la página de la historia están intactas, una victoria contra Escocia el miércoles y una derrota de Japón con Inglaterra, pone a las pibas a tiro. Pero si eso no sucede la clasificación también se puede dar como mejores terceras.  

Hace dos años la Selección Argentina de fútbol femenino no existía, hoy tienen una mayor visibilidad y es necesario pensar en sus propios nombres, números y en la manera de construir un fútbol distinto. Hay que hablar de fútbol, el femenino. 

 


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo