17-06-2019 / 19:25
Bolivia, la otra cara de las políticas energéticas en Argentina


A poco tiempo de asumir Cambiemos planteaba una política energética diferente y dejaba de comprarle a Bolivia para comenzar negociaciones con Shell. Después rápidamente el anuncio era que se exportaba energía y de ahí hasta ayer los argentinos se levantaron con un apagón general sin explicaciones. Mientras tanto en Bolivia nueve de cada 10 personas hoy disfrutan de la energía eléctrica.

En Bolivia, nueve de cada 10 personas tienen servicio eléctrico

A poco tiempo de asumir Cambiemos planteaba una política energética diferente y dejaba de comprarle a Bolivia para comenzar negociaciones con Shell, donde uno de sus funcionarios tenía paquetes accionarios. Después rápidamente el anuncio era que exportábamos energía y de ahí hasta ayer los argentinos se levantaron con un apagón general sin explicaciones. Mientras tanto en Bolivia nueve de cada 10 personas hoy disfrutan de la energía eléctrica, gracias a las inversiones con enfoque social por parte del Gobierno, esas políticas que Cambiemos dejó de lado. 

Joaquín Rodríguez, presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), recordó que en 2006 seis de cada 10 bolivianos recibían ese servicio, considerado un negocio y, con la llegada a la presidencia de Evo Morales, es un derecho humano.

Rodríguez resaltó la estrategia gubernamental de llegar a todas las familias, fundamentalmente a las asentadas en zonas más alejadas donde las tarifas tienen un beneficio del 25 por ciento para quienes consumen menos de 75 kilovatios-hora, cifra estándar en áreas rurales.

'Tenemos un sistema de transmisión, un sistema eléctrico que tiene las reservas que ya llega a generar excedentes incluso. Estamos muy cómodos y hoy estamos en condiciones de abastecer cualquier demanda sea industrial, proyectos, interconexiones, ampliaciones, cualquier crecimiento ahí tenemos las condiciones para poder abastecer sin ningún inconveniente', aseguró el presidente ejecutivo de ENDE.

Agregó que, de apenas lograr sostener la demanda interna del país antes de 2006, actualmente cuentan con grandes posibilidades para la venta de energía eléctrica a países de la región.

Datos del ministerio de Energía revelaron que el sector consume mil 511 megavatios (MW) de los dos mil 236 de oferta, con un excedente de al menos 700 MW, y prevé incorporar este año alrededor de mil MW, con una inversión de más de 651 millones de dólares.

Fuente: Prensa Latina


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo