18-06-2019 / 16:30
Mercantilización del fútbol y 90 minutos que no tienen precio para el seleccionado argentino


Entre el fútbol femenino ingles y el argentino hay una diferencia abismal en cuanto a números económicos y entre el masculino y el femenino argentino hay 90 años de atraso ya que el fútbol de hombres en Argentina es profesional desde 1931.

En el 2007 el Seleccionado de Fútbol Femenino Argentino fue a jugar el mundial a China y perdió contra Inglaterra 6-1, antes había perdido 11 a 0 contra Alemania y 1 a 0 contra Japón. En ese plantel estaban Vanina Correa, Belen Potassa, Gabriela Chávez y Mariela Coronel.

Doce años después, Vanina Correa le ataja un penal a las inglesas que tienen el número 3 en el ranking FIFA y Argetina termina perdiendo sólo 1 a 0. La que patió fue Nikita Parris, jugadora del Lyon Olimpique en donde los sueldos aproximados son de 162mil euros anuales. La que atajó es jugadora de Rosario Central y trabaja en la municipalidad de Villa Gobernador Gálvez.

Doce año después Barclays (entidad bancaria) hace la mayor inversión en la historia del fútbol femenino en el Reino Unido para patrocinar la liga. Argentina profesionalizó su fútbol femenino recién el año pasado.

Las jugadoras argentinas comenzaron el sueño del mundial el año pasado bajo huelga por cuestiones básicas: estuvieron 18 meses sin competir porque no le pagaban los 150 pesos correspondientes a los viáticos diarios, reclamaban jugar en canchas de cesped natural ya que sólo lo hacian en cesped sintético, canchas que descarta el fútbol masculino, porque produce problemas en las articulaciones, reclamaban vestimenta própia ya que es heredada del fútbol masculino y hasta no las tuvieron en cuenta en el momento de presentar las camisteas, la firma eleigió modelos.  

Todo ésto recién fue reconocido luego de la Copa América 2018 a finales del año pasado y este año la AFA profesionalizó el fútbol femenino en Argentina, dandole a 16 clubes un mínimo de 120mil pesos para 8 contratos, lo que representa un avance pero los contratos son pocos, el monto es bajo y no alcanza a los clubes del interior. 

Entre el fútbol femenino ingles y el argentino hay una diferencia abismal en cuanto a números económicos y entre el masculino y el femenino argentino hay 90 años de atraso ya que el fútbol de hombres en Argentina es profesional desde 1931. 

Escaparse de una mirada mercantilista y patriarcal del fútbol es una tarea tan titánica como la que están llevando adelante las chicas del seleccionado argentino, ganar su primer partido en un mundial el miércoles, pasar a octavos y a la historia, queda esa oportunidad y será contra Escocia el miércoles, a pesar de que el fútbol FIFA se cuenta en patrocinio, faltan 90 minutos que no tienen precio. 


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo