20-06-2019 / 17:03
Dejarlo todo no le alcanzó al seleccionado de fútbol femenino


El conjunto argentino necesitaba un empate entre Camerún - Nueva Zelanda y partido de Chile - Tailandia para soñar con pasar a octavos como uno de los cuatro mejores terceros de los seis grupos, pero la victoria de Camerún terminó las ilusiones.

El Seleccionado de Fútbol femenino jugó su tercer partido en el mundial de Francia, iban 3 - 0 abajo y lo empataron. Esperaban hasta hoy jueves, para saber si quedaban eliminadas. Pero Camerún ganó 2 a 1 y la hazaña no alcanzó.

El conjunto argentino necesitaba un empate en este partido y el de Chile - Tailandia para soñar con pasar a octavos como uno de los cuatro mejores terceros de los seis grupos, pero un gol en el descuento de la Njoya Nkout (90+5) acabó con sus ilusiones. El equipo nacional había conseguido un gran empate en su partido inaugural ante Japón (0-0), luego cayó ante Inglaterra (1-0) y el miércoles igualó con Escocia (3-3).

La Selección de Carlos Borrello fue de menos a más en Francia 2019. En el debut contra Japón se vio a un equipo que se preocupó por defender, por no irse goleado. No hubo, prácticamente, juego asociado pero sí destellos de las individualidades como la de Estefanía Banini, elegida como la mejor de aquel partido que terminó en un histórico 0 a 0 ante las que llegaban como subcampeonas del mundo.

Contra Inglaterra, el candidato del grupo, aparecieron las sociedades futbolísticas y la defensa volvió a ser lo mejor del equipo nacional. Si incluso el gol de las europeas pudo no haber sido y hasta con la derrota por 1 a 0 la mejor del encuentro también fue argentina: la arquera Vanina Correa, de quien habló el mundo por su impresionante actuación.

Llegó Escocia, cuando había que ganar para pasar. Y para ganar había que hacer goles, algo que a la Argentina se le negaba casi históricamente (hasta entonces tenía un solo gol en los dos Mundiales que había jugado y en lo que llevaba del actual). Fue el mejor encuentro del equipo nacional, sobre todo en el primer tiempo por lo futbolístico (presión, buen control de la pelota, construcciones en ataque) y por lo emocionante del segundo (¡tres goles en 20 minutos!). 

El partido contra Escocia

En un desenlace infartante marcó tres goles en los últimos 17 minutos de juego. El seleccionado, que no había anotado hasta aquí en el Mundial.

La Argentina consiguió un empate impresionante ante Escocia. El equipo de Carlos Borrello hizo historia: perdía 0-3 y logró igualarlo 3 a 3 en el último minuto.

Las chicas argentinas tuvieron una reacción histórica para sobreponerse a un resultado muy duro. Escocia se puso en ventaja por los goles de Kim Little, Jennifer Beattie y Erin Cuthbert. Pero la remontada se gestó en los últimos 17 minutos: Argentina llegó al 3 a 3 gracias a los goles de Milagros Menéndez y Florencia Bonsegundo -2-.

El agónico tercer tanto de la Selección se vivió en un marco de tensión: el árbitro cobró penal y Bonsegundo lo falló. El juego siguió, pero el VAR dictaminó que la arquera se había adelantado al tapar el remate. El árbitro volvió todo atrás y la jugadora argentina volvió a ejecutar el penal: todo terminó en desahogo.

Fue una noche mágica por el contexto del partido y porque las chances de avanzar a octavos estaban intactas. 


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo