09-09-2019 / 18:30
Para Faraone, el Operativo Sapucay "es político para vaciar el Juzgado Federal"


El ex intendente de Empedrado, detenido hace más de un año por supuestas vinculaciones con el narcotráfico, afirmó que el Operativo Sapucay tiene motivaciones políticas. Y su fin es el "vaciamiento" del Juzgado Federal en Corrientes.
El ex intendente de Empedrado, Juan Manuel Faraone, rompió el silencio y realizó explosivas declaraciones a un año de estar preso en el Penal de Ezeiza acusado de tener vinculaciones con el narcotráfico.

Faraone fue detenido en el marco del denominado Operativo Sapucay, mediante el cual se desbarató a una banda de narcos. Según el ex intendente, la investigación dirigida por el juez federal, Sergio Torres, tiene "motivaciones políticas", cuyo fin es "vaciar el Juzgado Federal de Corrientes".

Vale recordar que por la misma causa también está bajo prisión domiciliaria el ex juez federal de Corrientes, Carlos Soto Davila, quien renunció a su cargo por esta investigación.

“Carlos Stornelli es el fiscal que me acusa y está en rebeldía”, sostuvo, y añadió que tiempo atrás alguien le envió un abogado defensor que era socio del falso abogado Marcelo D´Alessio.

Faraone explicó que sus comunicaciones con los narcos Alejandro Maidana y Federico "Morenita" Marín fueron por una ayuda particular que pidió el segundo, y la venta de una camioneta al primero.

"A mí me mataron en vida, le han hecho mucho daño a personas inocentes", declaró Faraone, y recalcó que se trata de "una cuestión política que tiene como objetivo claro vaciar por completo el Juzgado Federal de Corrientes”

Sobre el día de su detención, recordó que “a las 7 de la mañana entra Gendarmería, me pone una pistola en la cabeza y me dicen que estoy detenido". “La verdad es que no entendía de dónde podía venir mi vínculo con el narcotráfico", sostuvo, y agregó que "la Gendarmería dio vuelta mi casa y los otros lugares que tenía y no encontraron absolutamente nada”.

Tras lo cual lo trasladan a Buenos Aires, y allí lo interrogaron. "Comenzaron a decirme que yo sabía mucho, que ellos tenían escuchas", contó Faraone, y aseguró que "querían quebrarme". 

"Me decían que si yo hablaba me podía acoger a la ley del arrepentido y si decía todo, mi hija también podía salir en libertad para diciembre”, rememoró en declaraciones a Radio Sudamericana.

Sobre como conoció a "Morenita" Marín, también detenido por la misma causa, relató que “un día estaba en mi casa y viene Alejandro Maidana, que me presenta a Marín". "Me cuenta que tenía una camioneta que le secuestraron y que detuvieron a su mujer porque el vehículo estaba a su nombre; y me pide que lo ayude para contratar a un abogado". 

Luego de la solicitud, Faraone dice que lo contacta al abogado Nelsón Pessoa. “Me dan el escrito, presentan en la Cámara y ahí terminó mi relación y  mi contacto con Marín”, aseveró el ex intendente de Empedrado.

La relación con Maidana continúa porque se mostró interesado en dos vehículos en que Faraone tenía en ventas.

Tras la transacción, el ex jefe comunal se volvió a comunicar con Maidana cuando en una noticia observa que uno de sus vehículos estaba involucrado en una persecución y tiroteo. Cuando lo llama, el que atiende es Marín.

“Cuando yo les dije que vayan a Empedrado fue porque quería que me paguen el vehículo", explicó Faraone, quien recordó que en ese momento estaba en Buenos Aires. "Quería hacer la denuncia de venta de los vehículos y cobrar lo que me correspondía, nada más”, indicó.

Sobre su relación con el ex juez Soto Dávila, afirmó que no era su amigo y no tenía relación con él. “Fueron atrás del Juzgado de Soto Dávila y me apretaron a mí”, dijo a Radio Dos.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo