01-11-2019 / 16:05
Recrudecimiento de la crisis aceleró la caída del empleo asalariado al 2,3%


Según datos que presentó el Ministerio de Producción, el trabajo registrado se hundió 2,3% interanual en agosto, lo que implicó la expulsión de 140.400 trabajadores en los doce meses previos. La baja sería mayor en septiembre.
El empleo asalariado registrado del sector privado aceleró el ritmo de su caída en agosto producto del recrudecimiento de la crisis generado por el estallido de la corrida y se sostuvo en los niveles más bajos desde 2012. Según los datos del Sipa, que presentó ayer el Ministerio de Producción, la cantidad de personas contratadas bajo esta modalidad laboral, habitualmente asociada al trabajo de calidad, se hundió 2,3% interanual, lo que implicó la expulsión de 140.400 trabajadores en los doce meses previos.

Pese a que el impacto de la devaluación en la economía real se plasmará con mayor fuerza en las siguientes mediciones, los números de agosto evidenciaron la profundización de los problemas de empleo. Mientras que en julio el trabajo asalariado privado caía al 2,1% interanual y se mantenía estable en términos mensuales, en el octavo mes se hundió 2,3% interanual y cayó 0,1% mensual sin estacionalidad.

Esta caída mensual de 6.500 empleos asalariados de los sectores público y privado fue compensada por la inscripción de 16.200 cuentapropistas, de los cuales 14.600 fueron monotributistas sociales con programas de Desarrollo Social. Por eso, la cantidad de trabajadores registrados total creció 0,1% sin estacionalidad contra julio, aunque cayó 1% respecto de agosto de 2018, un mes en el que la crisis económica ya se había trasladado al mundo laboral.

Este proceso de precarización de las condiciones laborales fue una tendencia sostenida, en términos generales, a lo largo del Gobierno de Cambiemos. Tanto es así que para encontrar menos asalariados registrados que los 6.072.500 de agosto pasado, hay que remontarse a abril de 2014, cuando impactó la devaluación realizada a principios de aquel año, o a agosto de 2012. Claro que desde entonces la población aumentó alrededor de 5,6% y 7,8%, respectivamente.

"Los sectores que están más vinculados al mercado interno, que tienden predominantemente a demandar trabajo asalariado, tienen una dinámica a la baja", afirmó Bernardo de Astarloa, subsecretario de Desarrollo y Planeamiento Productivo, en la presentación de la que participó BAE Negocios.

En ese sentido, los números del Sipa mostraron que las caídas fueron encabezadas, una vez más, por la industria manufacturera, el comercio, el transporte y el almacenamiento y la construcción, todos sectores afectados por la baja demanda .


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo