25-03-2020 / 17:06
Advierten abusos de fuerzas policiales durante la cuarentena obligatoria


Organizaciones de Derechos Humanos y políticas advirtieron sobre abusos y detenciones arbitrarias por parte de las fuerzas de seguridad, que controlan el cumplimiento del aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno nacional.
Desde que las fuerzas de seguridad asumieron el control en las calles para que las personas respeten la cuarentena obligatoria, se realizaron varias denuncias de abuso de autoridad. De hecho, el primer día de la medida dictada por el Gobierno Nacional, tan solo en Corrientes hubo 114 detenciones y 573 en total, hasta el pasado lunes. Redes de Derechos Humanos y organizaciones políticas denuncian que las aprehensiones son arbitrarias y abusivas, preocupados por "el nivel de represión y violencia estatal que estamos experimentando".

El decreto de aislamiento preventivo, social y obligatorio comenzó a regir el viernes pasado con el objetivo de disminuir la propagación del CoVid-19 en nuestro país, que ya cuenta con 387 casos positivos. La misma medida fue adoptada por diversos países que se vieron afectados por el nuevo coronavirus y demuestra su eficacia. Sin embargo, son las fuerzas de seguridad las que controlan las calles para evitar la normal circulación de las personas, como declaró el presidente Alberto Fernández al anunciar el decreto.

Esta situación generó que la policía, lejos de mantener el orden y velar por la seguridad, cometiera hechos que rayan el abuso de autoridad y represión. Sucedió en Goya, segunda ciudad de la provincia, cuando efectivos de la Policía de Corrientes disipó a balazos una reunión de personas en un barrio periférico de esa localidad. Característica que se repiten en las cientos de detenciones por no cumplir la cuarentena: solo aprehender a gente de los sectores más pobres y postergados.

Mientras que aquí en Capital, el fin de semana circuló por las redes sociales un video en el que un policía filmaba y mostraba los rostros de personas detenidas por incumplir la cuarentena. Esto generó repudio en gran parte de la sociedad ya que no prevaleció el derecho a la reserva de identidad. Pero también fue un "premio" para los defensores de la represión y los que hoy exigen estado de sitio.

No solo es un problema el abuso de autoridad de las fuerzas policiales, sino también que las múltiples detenciones exponen a los detenidos al contagio del CoVid-19 por estar hacinados. Esto no cumple con las mínimas medidas de prevención y seguridad que hay que tomar para evitar la propagación del virus, sino todo lo contrario.

Ante esta situación, el Partido Comunista expresó en un comunicado que "alertamos que estas medidas preventivas no pueden ser utilizadas para liberar a las fuerzas de seguridad a que hagan verdaderas razzias en los barrios más postergados de la ciudad". Asimismo exigió a "las autoridades provinciales que cesen las persecuciones policiales" en esos barrios ya que "la propagación del virus no se detendrá" con mayor "presencia policial". Sino "tomando las medidas necesarias para mejorar la situación social, económica y sanitaria" de las miles de personas que viven el día a día.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo