25-03-2020 / 17:38
¿Estamos frente a la condena del sistema de valores capitalistas?


La solidaridad y el reconocimiento del Estado como necesario son los dos ejes que están moviendo a la humanidad frente al Covid-19. El sistema de valores de individualidad y acumulación de riquezas del capitalismo entró en decadencia.
(Por Jeremías Giordano)

No hay nada claro en cuanto a los factores que transformaron al Covid-19 en una Pandemia declarada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y puso a los gobiernos del mundo a tomar medidas de emergencia sanitaria que amenazan a la economía global, más allá de su evidente fuerza de contagio y lo rápido que actúa en número de enfermos y muertes, aunque los índices no sean tan altos en comparación con otros virus y enfermedades que amenazaron y amenazan la humanidad. Lo que si está muy claro es que está poniendo a discutir el sistema de valores morales y culturales del capitalismo. En las sociedades se hizo fuerte la reflexión de que la salud está por encima del ciclo económico y de la acumulación de riquezas. Bajo esa primer premisa es que comenzó la lluvia de criticas a los valores capitalistas hasta decantar en la comparación de la humanidad que están teniendo los países socialistas y no así los neoliberales y capitalistas. Lo que se vislumbra es el sistema de valores humanos del socialismo como una salida.

Hace unos días atrás se conocían las noticias, casi al mismo tiempo, de que China y Cuba comenzaban a enviar médicos para ayudar a los países Europeos complicados por la pandemia, y luego ya a otros países, Cuba también ya enviaba el Interferon Alfa 2B, el suplemento con el que se trata a los pacientes contagiados. Mientras que Estados Unidos enviaba 30.000 soldados de la Otan a Europa bajo la misión Europe Defender. China y Cuba poniendo en práctica la solidaridad internacional del socialismo y Estados Unidos la militarización propia del capitalismo.

Hay una frase anónima que ya se hace parte del sentido común y es esa que expresa que el virus vino a hacernos distintos. Pero al parecer solo vino a desnudar quienes somos en realidad. Días después de las noticias anteriores, el mismo día, otras dos informaciones mostraban la cara del socialismo y la del capitalismo. Por un lado Cuba aceptaba el anclaje de un crucero inglés que estaba varado y ningún otro Estado lo quería recibir porque tenía 5 contagios, Cuba si acepto y además se hizo cargo de los demás tripulantes. Un poco más abajo en el continente los países de la región, en su mayoría neoliberales, organizaban una teleconferencia para tomar medidas antes la pandemia en conjunto y dejaban afuera a Venezuela, ¿A caso la vida de los venezolanos vale menos? Por un lado Cuba mostrando una gran humanidad de inclusión ante la pandemia mientras que países como Chile y Brasil con líderes de derecha aprovechaban la pandemia para desnudar sus intereses geopolíticos. Ambas decisiones no son para nada sorprendentes, Cuba siempre fue solidaria y los países neoliberales siempre poniendo sus intereses por encima de los de la humanidad.

Pero no solo estás comparaciones son las que dejan ver cómo se van expresando acciones socialistas sino también en cuanto al paquete de medidas económicas que vienen tomando los países, como por ejemplo España,  Francia e Italia no descartan estatizar empresas para apalear la crisis económica, una medida política que tanto se le achaca a los países socialistas, hoy es tenida en cuenta por un gobierno de centro izquierda como el de España, un neoliberal como la Francia de Macron e Italia. El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, dijo que el gobierno está dispuesto a recurrir a todos los medios, incluso las nacionalizaciones, para "proteger" a las empresas francesas amenazadas por la pandemia del coronavirus. Mientras que el gobierno italiano anunció que ha previsto, en el marco de las medidas para hacer frente a la pandemia del Covid-19, la nacionalización de la compañía aérea Alitalia, en grandes dificultades financieras desde hace años.

Mientras estos países pusieron a jugar al máximo sus sistemas de salud pública y aún así, luego de priorizar la economía, están teniendo gravísimos problemas, Estados Unidos no tiene un sistema de salud pública y no ha tomado medidas drásticas y ya es el quinto país con más contagiados del globo. Por otro lado Brasil que también prioriza la rueda de la economía tampoco dispuso la cuarentena y es uno de los países de Latinoamérica con más contagios y muertes. Los países capitalistas y neoliberales no entendieron que no se trata de la rueda de la economía sino más bien que las sociedades demandan estar vivas. Estados Unidos, Chile y Brasil, las tres expresiones neoliberales más fuertes del continente encabezan la lista de países más contagiados de América. Y como se escribió anteriormente no solo no tienen capacidad de solidaridad con su pueblo, tampoco la tienen con sus pueblos hermanos sobre todo Estados Unidos que posee herramientas para ponerlas a jugar ente la pandemia.

Hace poco se hizo viral la cadena nacional del presidente de Serbia que mientras Cuba y China expandían sus cantidades de médicos en distintos países, EE. UU. y países europeos le negaban ayuda a Serbia, y solo fue China quien ofreció sus médicos para servir. Así también el gigante asiático comenzó a enviar material médico a muchos países incluso Argentina.

La cuestión a nivel mundial está así, las sociedades dejaron de mirar la bolsa y ahora en cuarentena observan quienes se preocupan por sus vidas y quiénes no. Afuera hay un conflicto y choque de intereses, por un lado el sistema de valores capitalistas que incluso antes una pandemia que mata pone por delante los intereses económicos mientras que el socialismo se solidariza internacionalmente porque finalmente el camino de la vida es la que permitirá disfrutar las riquezas que son de la humanidad no de unos pocos.

Pero esa expresión que reza como reflexión necesita de un armado geopolítico global distinto. El Covid-19 podrá ser finalmente controlado, quizás frente a un estallido del sistema económico y político del capitalismo globalizado.

De esa crisis económica solo se saldrá a partir del retorno a un protagonismo del Estado mucho mayor  y del armado de un sistema económico mundial con planificación de la producción y del consumo a partir de acuerdos intergubernamentales y probablemente con la  reestatización de los sistemas vitales para el funcionamiento social.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo