09-06-2020 / 18:28
Vicentin: la historia y actualidad de una empresa estratégica


Vicentin es una empresa que controla actividades clave para la exportación y la defensa del mercado interno que la patronal arrojó a la quiebra. El Gobierno nacional definió la intervención de la firma, y propone su expropiación.
Pero Vicentín tiene historia. Fundada en 1929 en Avellaneda, al norte de Santa Fe, su creciente importancia en la economía nacional data de al menos cincuenta años y su poderío desde los noventa, cuando se asoció con la multinacional Glencore.

En 1943 inauguró su primera fábrica de aceites y en 1966 dio un salto cualitativo cuando incorporó el proceso de producción de aceites vía extracción por solventes. Ya durante 1987, comenzó a operar desde su propia Terminal de Embarque, donde en 1997 se inauguraría el Puerto que Vicentín controlaba.

Después de aliarse con Glencore, inauguró una de las primeras plantas de biodiesel que tuvo el país, Renova. En 2008 compró la marca de algodones Estrella e inauguró una nueva planta textil, tras lo que al año siguiente adquirió viñedos y montó una bodega en Mendoza.

En 2012 puso en marcha una planta de bioetanol de maíz y en 2016 compró la línea de productos frescos de Sancor por medio de una sociedad que dirigía. Además, es dueña de puertos, de una fábrica de envases, del frigorífico Friar y de un feedlot.

Actualmente, Vicentin es la sexta agroexportadora del país, la tercera de capitales nacionales, detrás de AGD y ACA. Especialmente es fuerte en el sector de aceites y subproductos, categorías en las que es líder en el mercado local.

En el caso de aceites, en 2019 exportó el 22% del total del país (1,4 millón de toneladas), mientras que subproductos (que incluye pellet de soja y girasol) representó el 17,7% del total (5,9 millones de toneladas).

Por su parte, es la principal empresa en el negocio de molienda de oleaginosas del país. En este rubro, cuenta con una capacidad de producción de 29.500 toneladas diarias y según se desprende de sus últimos tres balances, la facturación supera en esta área los tres mil millones de dólares.

En este rubro, Vicentín exporta el 85% de su producción que representa casi el diez por ciento de las exportaciones del sector. De los balances, también se desprende que, entre 2015 y 2019, registró un incremento de hasta 42% en las ventas al exterior en granos, legumbres y harinas.

Por lo reseñado, se entiende tanto la importancia que tiene la expropiación de la empresa para la economía nacional, mucho más en un contexto de profunda crisis económica como la que atraviesa el país, gravemente agravada por la pandemia, como el saqueo perpetrado por el gobierno de Macri a través de Javier González Fraga junto a los ex dueños de la empresa, Sergio Nardelli y Alberto Padoán que convirtieron a este grupo empresario en uno de los principales aportantes de la campaña electoral de Cambiemos, justo cuando recibía un crédito de la banca estatal que nadie puede explicar.

Nuestra Propuesta


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo