04-11-2021 / 11:13
Confirman indemnización para trabajador hostigado por su dueño


El STJ rechazó el recurso presentado por la empresa demandada y ratificó la sentencia de primera y segunda instancia. El damnificado denunció que no le pagaron en tiempo y forma el aguinaldo, lo maltrataron verbalmente y le cambiaron arbitrariamente de tareas.
El Superior Tribunal de Justicia mediante sentencia Laboral N° 169/21 rechazó un recurso de inaplicabilidad de ley presentado por un hombre demandado que debe pagar una indemnización por “moobbing” (acoso laboral) a un trabajador que fue hostigado, maltratado y a quien  le modificaron sus tareas arbitrariamente hasta que se dio por despedido.

El Alto Cuerpo, con primer voto de Fernando Augusto Niz, consideró que los vicios que mencionó el recurrente no se constataron, por lo tanto confirmó la sentencia.

Los ministros afirmaron que la persecución laboral quedó probada principalmente por no haberle pagado al trabajador el SAC hasta que lo intimó para que se efectivice, después de un mes de corresponder su acreditación. En cambio al resto de sus compañeros se les abonó en tiempo y forma.

Otra de las acciones que se enmarcan dentro de un acoso laboral, es que le enviaron una nota diciéndole que no debía llegar al trabajo a las 5,55 horas de la mañana bajo apercibimiento de sancionárselo, porque su horario era a las 6:00.

“Claramente queda demostrando el absurdo intento de sancionarlo hasta por llegar cinco minutos antes al trabajo”, sostuvo Fernando Augusto Niz. 

También el trabajador denunció que el presidente de la empresa lo destrató, lo hostigó diariamente, lo despreció y lo mal trato verbalmente frente a sus compañeros. Modificaron arbitrariamente sus tareas laborales por el simple hecho de ser uno de los trabajadores con mayor antigüedad en la firma, y quedó de manifiesto que quisieron buscar su renuncia e intentaron fabricar un despido con causa.

Frente a esas circunstancias, por no haber cesado la persecución laboral y la presión psicológica pese a existir intimaciones previas a ese fin y siendo que ello hizo imposible el trabajo en condiciones dignas, el trabajador se consideró injuriado y despedido.

Reclamó el pago de las indemnizaciones derivadas del mismo y obtuvo una respuesta favorable tanto en primera instancia, como en Cámara y ahora en el STJ.

El voto del doctor Niz fue acompañado por los doctores Eduardo Panseri, Luis Eduardo Rey Vázquez, Alejandro Chaín y Guillermo Horacio Semhan.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo