02-12-2021 / 12:54
Abuso sexual grupal en Caá Catí: beneficioso careo para la denunciante


Este jueves se vivió una nueva jornada del caso abuso sexual grupal denunciado en Caá Catí. Se realizó el careo entre un efectivo policial y dos testigos, el oficial se mantuvo firme en sus declaraciones. Los alegatos serán el 16 y la sentencia el 20.
Este jueves se realizó la 14° audiencia en el caso de abuso sexual grupal, denunciado 27 de febrero del 2017 en la localidad de Caá Catí. Por el hecho están imputados Lucas Almeida, Santiago Chávez y Cristian Contín. Se realizó el careo entre el oficial Sosa y las ex-amigas de la denunciante, Agustina Encinas y Romina Meza.

El efectivo policial ratificó su declaración realizada el pasado lunes por la tarde en la maratónica jornada de testimoniales que se vivió. Nuevamente testificó que fueron Encinas y Meza quienes le habrían comentado en el hospital de Caá Catí que la sobreviviente habría sido abusada. En el relato que Sosa le habría comentado al comisario González para realizar la documentación correspondiente en esa fecha, se destaca el testimonio de Encinas.

Ella le habría comentado que estaban en el after y en un momento salió afuera de la vivienda, cuando volvió a ingresar ya no la habría encontrado más a la denunciante y al preguntarle a Meza por ella, le habría contestado que Almedia se la habría llevado a la habitación. Entonces Encinas habría escuchado gritos y llantos de la habitación, habría roto la puerta y allí se la habría encontrado a la sobreviviente siendo sometida por Chávez en un estado de descompostura. Habría vuelto a preguntarle a Meza qué hacen al respecto, decidieron sacarla del lugar, y al volver a rescatarla a la habitación se habrían cruzado con Almeida arreglándose la bragueta y saliendo de la habitación.

Esta declaración sería la que ambas ex-amigas de la denunciante declararon en sede policial y ratificada en sede judicial. Sin embargo, no fue lo que declararon en las audiencias, debido que en esas oportunidades negaron los hechos, los gritos y el rescate a la sobreviviente. Se mantuvieron firmes en sus declaraciones en las audiencias, de la misma forma que el oficial Sosa, quien expresó que iba a sostener lo que dijo.

Evangelina Soto, representante de la acción civil de la sobreviviente, explicó a manifestante fuera del Tribunal Oral Penal N°2 que acompañan a la denunciante y su familia en cada audiencia, que cuando un efectivo policial realiza un informe tiene que plasmarlo sin omitir ni agregar ninguna información, para que sea fiel copia de lo que le comentaron testigos. En este sentido, es un instrumento público que no puede contener falsedades. Antes esto y lo que ocurrió en el careo, se entiende que fue una jornada fructífera para la sobreviviente, debido a que un efectivo policial avalaría el hecho denuciado que da origen a la causa.

Por tal motivo, desde la querella no descartan pedir la imputación de Encinas y Meza por falso testimonio, delito que conlleva una pena entre 2 a 3 años de prisión efectiva. Además la querella remarcó que existe una cuarta persona que esa noche acosó a la denunciante, forzándola a besarlo como se puede observar en los videos del after que forman parte del expediente.

Los alegatos serán el jueves 16 desde las 7,30 y la sentencia está prevista para el lunes 20 a las 8. El fiscal a cargo, Gustavo Schmidt, declaró a otro medio local que existirían pruebas suficientes para condenar a los acusados. Por ende, la querella también está confiada que se hará justicia para la sobreviviente, debido a que las testimoniales y las pruebas serían el corolario para terminar de determinar la culpabilidad de los imputados.

Afuera del TOP N°2 nuevamente la convocatoria era masiva. La madre de la denunciante destaca que tiene más fuerzas que nunca, debido a que se siente acompañada, y así se la ve. Desde manifestantes se barajó la posibilidad de realizar una vigilia la madrugada de la sentencia.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo